Apúntate a Ciberaula, una nueva forma de aprender

Tradicionalmente, eso de aprender en verano siempre se ha visto como una especie de castigo, una forma de recuperar lo que habría que haber estudiado durante el curso lectivo, pero que de una forma u otra no se ha hecho… y es un craso error. Es imposible adquirir los conocimientos que habría que haber adquirido en nueve meses solamente en dos, por eso siempre se ve como una tortura, y nadie lo considera como una oportunidad de aprender lo que quedó en el tintero, ni mucho menos de aprender algo nuevo.

Por eso, quizá sería buena idea dejar atrás mitos e impresiones que no ayudan para nada, e inventar una nueva manera de adquirir conocimientos sin que eso nos resulte una auténtica tortura. Vengo de familia de profesores, aunque yo no lo sea, y los he escuchado muchas veces tener esta discusión, intentando cada uno dar con una solución mágica. Claro, no la han encontrado, puesto que siguen discutiendo el tema una y otra vez, pero a mí me ha quedado clara una cosa de tanto escucharlos: la educación y el aprendizaje deben ir de la mano de la diversión; de otra manera, se convierten en una carga y al final nunca acabas de interiorizar realmente lo que has aprendido.

Así que se me ha ocurrido este blog, Ciberaula; bueno, el nombre no es muy original, lo reconozco, pero toda esta introducción sirve para que tengáis en en cuenta que esto no será un aburrido temario con tochos interminable que de entrada ni siquiera tendrás ganas de leer. Quiero jugar con la curiosidad del lector, tratar contenidos que interesen, y despertar el ansia de aprender de forma divertida y original. Como, por ejemplo, presentando los datos de cada tema que a todos causan impresión.

Para mí, la teoría ha tenido mucha lógica. Ahora, es necesario ver si en la práctica, esta idea también funciona. De vosotros, los que estáis ahí y tenéis la capacidad de seguir este blog o no, depende todo. Diré que lo que más me interesa es que todos pasemos un rato agradable, después que os guste repetir y volváis una y otra vez, y por último, que seamos (todos) capaces de adquirir conocimientos sobre temas que no conocíamos hasta ahora. ¿Puede haber otro plan mejor? La cultura no es solamente tener muchos conocimientos sobre muchos asuntos, o ni tan siquiera uno: es aplicar esos conocimientos a la vida en el momento correcto y de la forma correcta. Me gusta la idea de aportar a esto un pequeño granito de arena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *